Retratos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
María Piedad y Luna, madre e hija – marzo de 2013
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
María Clara Cortés – febrero de 2013
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Alejandro Martín – febrero de 2013
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Luna Muñoz – marzo de 2013
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Jaime Cortés – marzo de 2013

Es de las cosas más difíciles que hay.

¿Intentar destilar el “aura” de una persona que queremos? ¿Sacar una mirada de esas que solo le dedican a uno en ocasiones muy contadas? ¿Capturar los ojos tristes?

Nunca he sabido si es en realidad posible retratar a alguien a quien uno no conoce más o menos bien. Simétricamente, no sé si uno de verdad puede ver una fotografía o un retrato de alguien que uno quiere mucho o que lo quiere mucho a uno. Uno seguramente “ve” otra cosa, completamente distinta de la realidad física del retrato.

Los grandes retratistas (National Portrait Gallery de Londres, etc.) tal vez lograban ese desprendimiento que parece ser necesario: ir a retratar en varias sesiones a algún banquero holandés, algún rector de parroquia inglesa, alguna esposa de magistrado. Lograrlo sacando a la vez la cara – la vejez latente, las arrugas, la belleza de la mirada. Viendo lo que la persona no quiere proyectar, y tomando la decisión de enfatizarlo o anonadarlo. Y luego, la fotografía, superficialmente más objetiva, pero obviamente igual fruto de mil decisiones de ese estilo.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s