40 aprendices en Eafit

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Cildo Meireles – La Bruja I (1979-1981) – Instalación con escoba de madera y 3000 km de hilos de lana.
Lyon, 2011 – foto: Andrés Villaveces

(A propósito de una columna en El Espectador surgida de una noticia de fraude de 40 estudiantes de Eafit en una prueba de inglés.)

La columnista, una profesora de Eafit, trata de explicar cómo pudo pasar lo del fraude de 40 estudiantes a punto de graduarse en una prueba de inglés. En su intento de explicar lo medio obvio, me parece que se enreda.

Tiene una frase estrella: “¿Cómo obramos los profesores de Eafit? Para lidiar con una política de cero tolerancia con el fraude, empezamos por lo básico: enseñar cómo no incurrir en él.”

Enseñar cómo no incurrir en el fraude me suena como una frase absurda e ingenua. Invita a la ironía: como los catálogos de animales absurdos de Borges, que con su sonrisa nos inducía a iniciar catálogos de lo inexistente, lo impensado, lo inexplorado.

Dudo mucho que en una universidad se pueda “enseñar cómo no incurrir en el fraude”: ¿cómo organizaría usted su currículo para eso? ¿qué tipo de “cartilla” armaría?

Pues bien, en Eafit en primer semestre los estudiantes (dice la columnista, a ver si es tan cierto) “los alumnos de todas las carreras en Eafit deben aprobar cursos como Edición Textual y Prácticas textuales, cuyo contenido hace énfasis en la propiedad intelectual…” Suena como un catálogo de buenas intenciones, en el mejor de los casos, y como una ingenuidad de esas peligrosos – casi una invitación al fraude para algunos estudiantes, en la mayoría de los casos.

Cuando un niño pequeño de dos a tres años le pega a otros niños de su edad, la única manera de que aprenda que pegar no está bien, que causa daño, es que otro niño un poco mayor también le pegue, no inmiscuirse, y esperar que no le den tan duro pero entienda. Creo que el fraude, y el evitarlo, y el huirle al fraude, se aprende a esa edad, no en la universidad. A esas edades se empiezan ya a negociar cosas que determinan mucho de lo que la gente hará después.

Cuando llegan a Eafit, los estudiantes tramposos ya no pueden aprender a “no incurrir en el fraude”. Pueden si acaso aprender a temer las consecuencias.

Los mejores cursos de seguridad informática se dan armando un sistema y poniendo a los estudiantes a romper su seguridad. Es ahí donde se pueden entrenar. Creo que algo análogo pasa con el fraude.

Eafit entre sus donantes, al igual que cualquier universidad cercana al medio empresarial de un país como Colombia, de una ciudad como Medellín, probablemente debe tener algunos de los ejemplos más logrados de fraude que se han dado en este país (y bien logrados si no los han cogido en su fraude y metido presos aún). Es impensable lo contrario, desafortunadamente – basta ver alguna otra parte de El Espectador para ver que la mayoría del fraude de alto nivel en el país es perpetrado por… egresados de lugares similares a Eafit. Los que acceden a Eafit probablemente vienen de colegios que de muchas maneras han recibido toda clase de donaciones de padres ricos, cuyos hijos han recibido tratamiento “especial” – los niños perciben eso perfectamente, seguramente de manera más aguda que los adultos. Los sitios estilo Eafit y los colegios que permiten llegar ahí suelen ser escuelas de fraude casi perfectas.

La verdad, que 40 estudiantes de Eafit hayan comprado sus notas del examen de inglés, no me sorprende ni un segundo. Me sorprende (un poco) que los hayan echado – probablemente simplemente hicieron el fraude de alguna manera un poco bruta o demasiado obvia, y si no los echaban alguien hablaba duro y terminaban enredando a alguien más arriba que los 40 estudiantes.

La autora dice que “Cuando se detecta un fraude, se emprende un procedimiento disciplinario de acuerdo con el reglamento universitario. El conducto regular en cualquier universidad que se respete.”… tal vez ella no sabe que en algunas universidades de Estados Unidos, bien respetables (Stanford, otras de la costa oeste) el código prohíbe explícitamente entablar acciones legales de ese estilo. Los estudiantes de Stanford por definición no hacen fraude, y en los exámenes está prohibido que el profesor esté cuidando en el mismo salón – tiene que quedarse en el corredor, por si los estudiantes tienen preguntas -, pues el quedarse en el salón es desconfiar de los estudiantes, que por definición no hacen fraude… Cuando un estudiante no va a clase o a un examen, quienes deben escribir su excusa son… sus roommates, no un médico como en nuestras universidades. Probablemente incurren menos en mentiras fraudulentas que en nuestros sistemas.

El fraude a mi modo de ver, donde existe (en toda Colombia, con presencia peculiarmente alta en sitios estilo Eafit – en buena parte de América Latina aunque tal vez menos en Uruguay que aquí, en los países mediterráneos, en Estados Unidos a muchos niveles, en Francia, en Rusia a la vista de todo el mundo, en Japón cuando las cosas son a nivel… Fukushima) a mi modo de ver es un problema social global endémico, que no se puede resolver mediante cursos de primer semestre. Se resuelve en casos particulares mediante situaciones fuertes que enfrentan a los fraudulentos con un fraude mayor del cual pueden ser víctimas, o con situaciones que muestran de manera obvia al fraudulento que le va mejor sin hacer fraude.

Finalmente, la columnista habla de rankings, y subraya que “Eafit está de quinta en el país”. Ese mundo de los rankings universitarios sí que ha generado fraudes de toda clase, y brutales.

Morton Feldman - XXX - anécdotas y dibujos. 1984. Lyon, 2011 - foto: Andrés Villaveces
Morton Feldman – XXX – anécdotas y dibujos. 1984.
Lyon, 2011 – foto: Andrés Villaveces

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s