Ciudad de los reflejos

Reducir (resumir) la cantidad de conexiones mentales, impresiones, recuerdos, referencias, notas laterales o de pie de página, que evoca Buenos Aires en meros cuatro días de visita es imposible. La cantidad de referencias a autores (porteños o no) que vienen a la mente al ir a cualquier café de esquina (Las Violetas y Piglia), andar por los barrios cuyos nombres uno ha oído o leído mil veces, es absurda. La ciudad además refiere constantemente a otras ciudades. Una cuadra es barcelonesa, la siguiente parece la Carrera 9 de Bogotá en el centro, la siguiente un trozo (pequeñísimo) de París, la siguiente es chapineruna, la siguiente Chicago, hasta el infinito. Y los reflejos, y los espejos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s