Contenant et contenu

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El Báltico en Helsinki – 2015

“Je m’amusais à regarder les carafes que les gamins mettaient dans la Vivonne pour prendre les petits poissons, et qui, remplies par la rivière, où elles sont à leur tour encloses, à la fois « contenant » aux flancs transparents comme une eau durcie, et « contenu » plongé dans un plus grand contenant de cristal liquide et courant, évoquaient l’image de la fraîcheur d’une façon plus délicieuse et plus irritante qu’elles n’eussent fait sur une table servie, en ne la montrant qu’en fuite dans cette allitération perpétuelle entre l’eau sans consistance où les mains ne pouvaient la capter et le verre sans fluidité où le palais ne pourrait en jouir…”

Este pasaje (Du côté de chez Swann, I, II, p. 166 en Pléiade) evoca la dualidad entre contenedor y contenido pero muy proustianamente genera ambigüedad y hace del contenido el contenedor a su vez – en un juego infinito de percepción: me gustaba mirar las jarras que los chicos ponían en la Vivonne para atrapar pescaditos, y que al ser llenadas por el río, en el cual a su vez estaban sumergidas, a la vez “contenedores” con bordes transparentes como un agua endurecida, y “contenido” sumergido en un contenedor más grande de cristal líquido y corriente, evocaban la imagen de la frescura de una manera más deliciosa y más irritante que como lo hubieran hecho sobre una mesa servida, mostrándolo solamente en fuga en esta aliteración perpetua entre el agua sin consistencia donde las manos no podían captarla y el vidrio sin fluidez donde el paladar no podría gozar…”.

Uno de los temas que me interesan mucho hoy en día por razones puramente matemáticas y también por razones filosóficas conectadas con las anteriores, es la ruptura de la sintaxis, la manera como la semántica a priori determina la sintaxis, la manera como una a su vez determina (o no) la otra. Obviamente el teorema de Presentación de Shelah es un ejemplo de esto, pero hay mucho más (lógicas implícitas, maximalidad, etc.).

Esta descripción de las jarras de Proust, con textura casi fluida del vidrio y casi rígida del agua, y con la alternación entre contenido y contenedor, me parece impresionante.

P7031550
El Pilar, Zaragoza – reflejado en el río Ebro – 2017

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s