Del blog de @ritacuba:

Ella es Tachuela, una perrita callejera que fue atropellada frente a nuestros ojos el pasado sábado 21 de abril, en la Circunvalar con Calle 51. Un automóvil que iba más de 70 km/h le pasó por encima sin apenas frenar — y se voló. Decidimos recogerla y llevarla a atención veterinaria de urgencia. Desde el comienzo fue fuerte y luchadora: apenas gemía del dolor, a pesar de tener una fractura múltiple de la cadera (en tres puntos) y una luxación del fémur. Pero lo más preocupante cuando la examinaron es que la vejiga no aparecía en la ecografía: el veterinario temía que hubiese estallado por el golpe. Tras una primera cirugía se determinó lo que había pasado: un hueso fracturado había roto sus músculos por dentro y la vejiga se había colado entre ellos. Aunque volvieron a poner la vejiga en su lugar, aún no orinaba. Fue necesario volverla a operar para descubrir que era necesario reconstruir la vejiga, pues ésta se había roto en dos puntos. La cirugía fue un éxito, como hasta ahora lo ha sido la intervención de cirugía ortopédica a la que se tuvo que someter por la fractura de la cadera.

Hoy está recuperándose bajo cuidado en una veterinaria. Ya orina y está apoyándose y caminando lento (y algo chueco) en las cuatro patas. Tiene una infección que parece haber sido resultado de los traumas internos, que está siendo tratada con antibióticos. A pesar de todo eso, sigue tan fuerte como lo ha sido desde el momento que le cambió la vida. Pronto, esperamos, estará feliz corriendo. Ahora está en convalecencia con cuidado veterinario por al menos otras dos semanas, pero debemos empezar a buscarle un hogar en el que quieran darle todo el cariño que merece. Es muy muy bonita.

Cualquier ayuda para sortear los costos de las cirugías sería muy bienvenida. Aunque hasta ahora nos han donado una parte de la atención veterinaria, los insumos de las cirugías, los exámenes, y el cuidado en convalecencia son costosos. Todo esto —esperamos— se traducirá en la alegría de verla corriendo por un parque, en manos de alguien que la quiera un montón.

Si alguien está interesado en colaborar financieramente para la atención veterinaria de Tachuela, si conoce algún hogar amoroso que podría estar interesado en adoptarla, o si puede ayudarla de cualquier otra forma, por favor contáctenos en el correo electrónico ayudandoatachuela@gmail.com.